EN 2025 EL CUIDADO Y SEGUIMIENTO DE LA SALUD SERÁ EN EL HOGAR.

La prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la salud lleva varios años siendo un esfuerzo conjunto entre los expertos de la salud y los propios pacientes.

A medida que los pacientes asumen mayor responsabilidad en el cuidado de su salud, los prestadores de servicios se ven obligados a proveer experiencias 100% enfocadas en el consumidor.

Los avances tecnológicos permiten monitorear el estado de salud de los usuarios desde la casa, oficina o dondequiera que se encuentre, sin necesidad de acudir físicamente a un consultorio.

Lo que estos avances tecnológicos aportan es la oportunidad de prevenir enfermedades a través de la participación del paciente en su cuidado personal. El número de aplicaciones de salud asociadas a wearables (healthcare apps) ha crecido de forma significativa: para el cierre del primer trimestre de 2019, en la tienda de Google había 37 mil apps en salud, y 47 mil en la Tienda de Apple.

El incremento en la inversión en el desarrollo y comercialización de bio-sensores, junto con el crecimiento en el uso de aplicaciones móviles, telemedicina, monitorización digital y medicina personalizada, está haciendo posible disponer de información vital en tiempo real que permite construir la historia de los pacientes para evaluar y hacer diagnósticos rápidos y oportunos.

Deloitte establece sus 5 predicciones sobre el sector salud de aquí a 2025:
*El hogar será el lugar habitual para el cuidado/seguimiento rutinario de la salud.
*Los hospitales estarán reservados mayormente para el tratamiento especializado, traumatología y emergencias.
*Gran porcentaje de los contactos médico-paciente se realizarán de manera virtual y serán informados con evidencias del entorno real.
*En Europa, más del 70% de los pacientes recibirá una consulta en línea.
*Los individuos estarán mejor informados sobre su perfil genético, su salud actual y posibles enfermedades antes de que se presenten.

Con la oferta de servicios personalizada, los pacientes son capaces de auto gestionarse, tienen una voz digital por medio de las alertas desplegadas por sus resultados y pueden recibir tratamiento basados en la información capturada.

El enfoque de las nuevas tecnologías en salud es cuidar de la experiencia del usuario y sus resultados. La responsabilidad principal sobre el cuidado, prevención y uso de las plataformas digitales, en cualquiera de sus vertientes antes mencionadas, recae directamente sobre quien las utiliza, pero los equipos de profesionales de la salud se mantienen absolutamente al pendiente de los resultados y recomendaciones de las plataformas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *