Fuerza colectiva por los derechos del compositor colombiano

El 2019 ha sido un año de logros para la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (Sayco), así lo manifiesta su gerente general, César Ahumada, quien enfatiza en la labor que junto a su equipo de colaboradores se ha realizado, en pro de la salvaguarda de los derechos de autor de los más de 9.000 socios que la conforman.

Entre los principales objetivos alcanzados destaca el mejoramiento del recaudo sobre las obras que son interpretadas en los diferentes eventos que se realizan en el país, y en el exterior. “En el 2018 tuvimos un incremento del 13 por ciento, y mi compromiso fue mejorarlo. Esperamos cerrar el año con una cifra superior”, dice.

De otro lado, han sido saldadas a 2018 las deudas que como Sociedad de Gestión Colectiva tenía con las más de 110 sociedades hermanas con las que ha suscrito convenios de reciprocidad, dada la intervención de la que fue parte en el pasado.

Esto ha abonado el terreno para que se dé un reposicionamiento de marca a nivel internacional, evidenciado en el otorgamiento de un lugar en el Comité Latinoamericano para la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (Cisac), el cual ocupa actualmente Rafael Enrique Manjarrez Mendoza, vicepresidente del Consejo Directivo de Sayco, en representación de todos los autores y compositores colombianos ante el mundo.

“Estamos en el cometido de llevar a la Cisac la realidad de nuestra sociedad, para que ese estamento de talla internacional nos acompañe en el propósito de legitimar y posicionar a Sayco para que esa labor redunde de manera directa en beneficio de los compositores colombianos que la conforman. Esta es la segunda vez que tenemos un lugar en este comité”, asegura el maestro Manjarrez.

Otra buena noticia fue el nombramiento de la maestra Rita Fernández Padilla como presidenta del Consejo Directivo, posición que la ubica como la primera mujer en asumir este cargo en la historia de más de siete décadas de Sayco. Como comenta Ahumada: “La maestra Rita le da mayor credibilidad a la gestión que se viene adelantando. Su nombramiento fue recibido con beneplácito por todos los socios, quienes reconocen su trayectoria musical”.

Al respecto, ella misma manifiesta que este nombramiento lo recibe con humildad y gratitud. “Por tradición esta Sociedad ha sido mayoritariamente masculina, y en una empresa de casi 75 años de existencia es la primera vez que una mujer ha sido elegida por unanimidad, es un compromiso muy serio, y un respeto muy grande que les debo a los socios”, dice Fernández.

Una gerencia de puertas abiertas

Ahumada recibe con beneplácito las expresiones de cariño de los compositores y autores colombianos que reconocen su trabajo. Como él dice: “me llenan de más valentía para seguir luchando en defensa de sus derechos. Hemos tenido empatía, en buena parte a raíz de los resultados que se han venido dando de la mano de Dios, el apoyo del Consejo Directivo y un equipo profesional de colaboradores”.

En dos años de gestión, su Gerencia ha sido “de puertas abiertas” para todos los socios, con una actitud siempre dispuesta a escucharlos y, en la medida de lo posible, a solucionar sus requerimientos, aun siendo atendidos sin cita previa.

Frente a la administración actual de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, la presidenta del Consejo Directivo, Rita Fernández, afirma que su mirada es optimista. “Estoy muy centrada en lo que es el avance de la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, porque tenemos una administración excelente. Mi cargo no tiene injerencias en lo administrativo, pero estoy muy segura de que la actual Gerencia está actuando con el mayor respeto por los derechos de autor, con todo el detalle, para que la empresa marque de manera impecable y vaya por el mejor de los caminos”.

Por su parte, el vicepresidente del Consejo Directivo, Rafael Manjarrez Mendoza, señala que “Sayco viene en un proceso de menos a más, entendido lo primero como una circunstancia aciaga que no correspondía realmente a la realidad de la sociedad, sino que fue víctima de una campaña de desprestigio por algunos agentes externos, que la vilipendiaron de manera perversa durante mucho tiempo”.

Por eso celebra que la Sociedad esté despuntado gracias, como dice, a la idoneidad y el compromiso gerencial, y el acompañamiento del Consejo Directivo, que hoy es reconocido por los más de 9.000 autores que, como él, hacen parte de Sayco.

“Quiero decirle al ciudadano, a la empresa pública y privada, que no olviden que nosotros hacemos parte de la identidad de Colombia en el mundo, donde lo reconocen por su música. Nosotros colaboramos en el coloquio, en los ratos agradables, en los festejos y hacemos parte de la memoria emotiva del país. Apoyar a Sayco es apoyar a los miles de compositores y autores colombianos, cuyo sustento se basa directamente en la representatividad de su derecho”, recuerda el maestro Manjarrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *