NAUFRAGÓ PROPUESTA DE BAJAR EL SALARIO A LOS CONGRESISTAS.

Congreso de Colombia

Aunque apenas se trataba de reducir en un 15% su sueldo y que la propuesta fue anunciada por el presidente del Congreso el liberal Lidio García, la iniciativa, como en ocasiones anteriores, fue ahogada por el mar bravío agitado por los senadores y representantes de los partidos tradicionales que una vez más han demostrado que no están dispuestos a ceder un ápice en sus prerrogativas, a pesar de la protesta ciudadana que exige de este gobierno más equidad y justicia social.

 

De haber sido acogida esta propuesta el Estado colombiano se ahorraría $16.500 millones al año, pues los congresistas que actualmente ganan $32,7 millones (40 salarios mínimos mensuales) pasarían a devengar $27,8 millones de pesos mensuales, es decir, $4,9 millones menos.

 

Según el propio presidente del Senado este significativo ahorro podría haberse invertido en educación, salud u otros programas que la ciudadanía está demandando en medio de estas protestas, pero solo acogieron la propuesta los congresistas de los partidos y movimientos alternativos.

 

La decisión de la mayoría de los congresistas de los partidos tradicionales contrasta con la dura lucha que mantienen los dirigentes de las centrales obreras para conseguir un incremento del 8, 11% en el salario mínimo para pasar de $925.148 a $1‘000.000= (incluyendo el subsidio de transporte), lo que representaría un incremento de tan solo $75.000=.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *