PRESIDENTE DUQUE EN BUSCA DE UN SEGUNDO AIRE.

El Presidente Iván Duque Márquez está de visita hoy en el departamento de Córdoba para cumplir con actos protocolarios en Montería y el municipio de Valencia, y tratar de buscar un segundo aire que le permita recomponer un poco su imagen tras el duro golpe que recibió al descubrirse las andanzas de su extinto amigo José Guillermo «el ñeñe» Hernández, quien al parecer habría organizado un cartel para comprar votos para ayudar a su elección en 2018.

Duque y su equipo de gobierno asistieron esta mañana a la celebración de un nuevo aniversario del diario El Meridiano de Córdoba que cumple 25 años de fundación y del que dijo ha contribuido a informar con independencia para darle al ciudadano la capacidad de discernir sobre la realidad.

Como muestra de reconocimiento por parte del gobierno de la tarea informativa cumplida por el Meridiano durante estos 25 años, el Presidente Duque distinguió con una condecoración a sus directivas y los invitó a continuar con ese trabajo con la misma responsabilidad con la que iniciaron su labor hace un cuarto de siglo.

El primer mandatario aprovechó la oportunidad también para explicar las medidas tomadas por su gobierno para enfrentar la crisis generada por la Pandemia declarada a nivel mundial como consecuencia del Coronavirus y exhortó a los colombianos a unirse sin distingos de ideología o de color político para sacar el país adelante.

Luego de su escala en Montería el Presidente Duque siguió rumbo al municipio de Valencia, donde presidió el acto de inauguración del puente sobre el río Sinú que une a esta población con Tierralta y desembotella además una rica región agrícola, de la que hace parte también el municipio antioqueño de San Pedro de Urabá.

El puente de Valencia, que por fin fue hoy inaugurado, se convirtió en símbolo de la corrupción en el departamento de Córdoba porque su construcción se demoró 12 años y demandó una inversión de cerca de 30 mil millones de pesos, que fueron contratados con tres empresas diferentes, ya que las dos primeras debieron renunciar a sus contratos por la presión extorsiva de los grupos armados organizados que operan en esa región de Córdoba.

Este día de conmemoración e inauguración en Córdoba, matizado con la declaratoria de emergencia para atender la ( del Coronavirus, le ha servido al Presidente Duque para tomar un segundo aire y reposar un poco de la crisis que vive su gobierno por cuenta de la llamada Ñeñepolítica, una situación por la que fue llamado a responder por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *