RESURGE «AIS» AHORA COMO «COLOMBIA AGRO PRODUCE» EN PLENA EMERGENCIA.

La Contraloría General de la República investiga las irregularidades en que habrían incurrido los directivos de Finagro, encabezados por Dairo Estrada, en la asignación de créditos blandos para productores del campo que fueron a parar a los bolsillos de grandes empresarios, en una nueva versión de «Agro Ingreso Seguro», en plena emergencia por la pandemia del coronavirus.

Para atender el impacto que generaría esta emergencia a los productores del campo, la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario, presidida por el Ministro de Agricultura, Rodolfo Zea, aprobó el viernes 27 de Marzo, la creación de una Línea Especial de Crédito -LEC- , denominada Colombia Agro Produce, con tasas, plazos y condiciones especiales, diseñada específicamente para apoyar a los productores del campo, garantizar la cadena de producción y el abastecimiento de alimentos en todos los rincones del país.

De acuerdo a la investigación de la Contraloría, con una celeridad impresionante, el martes 31 de Marzo, 2 días hábiles después de su creación, Finagro ya había asignado buena parte de los recursos destinados a ésta línea de crédito blando. Por supuesto, los principales beneficiarios de esa linea de crédito, según detectó la Contraloría, fueron los grandes empresarios, entre quienes Finagro distribuyó 226 mil millones de pesos, el 94% del total de los recursos, mientras que un cupo equivalente al 4% fue otorgado a medianos empressrios y sólo el 2% fue adjudicado a los campesinos rasos, verdaderos destinatarios de esta ayuda gubernamental.

Mediante la intermediación de los bancos Colpatria, Bogotá, Bancolombia y Davivienda, que se ganaron el 6% de comisión, Finagro otorgó créditos por 10 mil millones de pesos a Avidesa Mac Pollo, por 10 mil millones a Avidesa de Occidente de este mismo grupo, a Italcol por 8.100 millones, a Arroz Flor Huila por 10 mil millones, entre otras empresas calificadas como grandes productores.

Aparentemente esas empresas no habrían utilizado esos créditos para pagar a sus empleados y garantizar su producción en la temporada de emergencia, sino que los habrían destinado a pagar deudas viejas y a importar alimentos, pese a que en Colombia está prohibido utilizar subsidios para ese fin.

Una lectura sobre la investigación de la Contraloría nos informa que este es un escándalo de las mismas características de Agro Ingreso Seguro, por el cual se encuentra preso el exministro de Agricultura del gobierno de Álvaro Uribe, Andrés Felipe Arias.

Sin duda este gobierno del Presidente Iván Duque ha sido particularmente generoso con los grandes productores del campo pues en lo que va corrido de este año ha colocado créditos en el sector por 6,2 billones de pesos de los cuales estos grandes empresarios han sido beneficiarios del 78%, mientras que el 12% se fue a manos de los medianos productores y solo el 10% favoreció a los pequeños productores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *